En joyería, al igual que sucede en otros ámbitos, hay diferencias sutiles que pueden marcar la diferencia. Por ejemplo: ¿es lo mismo un collar que un colgante? En ocasiones, usamos ambos términos como si de sinónimos se tratara… ¡Mas nada más lejos de la realidad! Hay matices entre ambos conceptos que, como amante de la platería, quizá deberías conocer.

No te preocupes: en Naithelo siempre estamos dispuestos a echarte una mano con todas tus dudas. Continúa leyendo y descubre qué es lo que adorna exactamente tu cuello.

ejemplo de colgante de la marca Naithelo

Qué es un collar en joyería

Como hemos señalado, no es lo mismo hablar de un collar que un colgante. Cuando nos referimos a un collar, estamos hablando de una cadena que engalana tu cuello. Dentro de esta definición tan abierta, lo cierto es que caben una gran cantidad de joyas diferentes. Por ejemplo, en cuestión de largo podemos hablar de entre 50 centímetros y un metro de longitud. ¡Y esto es una gran diferencia de tamaño entre collares! Los más largos suelen llevarse dando varias vueltas al cuello, normalmente como si de un collar doble o triple se tratara. Se conoce también como efecto Layering, que hace referencia a esta moda de combinar diferentes capas de ropa. Es algo que también podrás hacer combinando diferentes piezas, y que hará que tu cuello llame mucho la atención.

Además, los collares pueden llevar una gran cantidad de complementos que cuelgan. Estos pueden ser piedras preciosas, diseños hechos en oro o plata, o incluso tela específicamente preparada. Al final, el límite es el que el propio joyero decida poner. Como clientes, esto es una gran ventaja puesto que nos permitirá escoger justo lo más apropiado para cada ocasión.

En cuanto a los materiales de los que está hecho un collar, hay muchas opciones dispares. Lo habitual es encontrarlos de oro, plata o incluso metales de calidad inferior.

Qué es un colgante en joyería

Ahora pasemos a la segunda pieza de la disputa: ¿y qué es un colgante? Pues, en este caso, estamos hablando de una pieza que cuelga de una cadena. Es decir, el abalorio en sí que podemos hallar en un collar. Esto hace que no podamos hablar de una medida determinada, puesto que va a depender de la cadena que tú quieras escoger. Gracias a esto, son mucho más versátiles y te permiten adaptarte mejor a las circunstancias. Por ejemplo, podrás usar una cadena corta para invierno y otra más larga para verano, permitiéndote así que encaje con la ropa que uses en cada estación. 

No obstante, hay también quien señala que un colgante es un collar que únicamente tiene un detalle que cuelga. Mientras que en los collares podemos encontrar diferentes piezas, en los colgantes únicamente hallaremos uno. Esto hace que cobre mucho más protagonismo, y es por eso por lo que suelen ser joyas más especiales o con mayor simbolismo.

Diferencia entre colgante y collar

Como habrás podido observar, la diferencia entre un collar y un colgante es bastante clara: mientras que el collar puede tener más de una pieza que cuelgue, el segundo únicamente tendrá una. Pueden coincidir en materiales, en motivos decorativos e incluso en diseño en sí, pero el segundo debe ser más sencillo a nivel estético.

Los colgantes tienen, como hemos señalado, un mayor simbolismo. Asimismo, te permiten combinarlos con diferentes correas, que pueden ser de materiales muy diferentes. Es habitual encontrar colgantes que han pasado a ser para sus portadores mucho más que una pieza de joyería y son casi amuletos de la buena suerte. En cuanto al material en sí de este colgante, ¡podrá ser justo el que necesites! Desde piedras preciosas hasta cristales, vidrios, acero u oro. En Naithelo encontrarás una gran variedad, para que así aquello que adorne tu cuello tenga un significado muy especial para ti. 

Por otra parte, los collares son piezas que se usan de una forma mucho más decorativa. Mas también encontrarás collares que te permiten ir introduciendo los colgantes que tú quieras, ¡y más de uno en cada ocasión! Muchas firmas han popularizado este tipo de joyería, basada en la personalización como la pieza clave.

Ahora que ya sabes la diferencia entre collar y colgante, ¡ya nunca dudarás en qué es lo que estás buscando exactamente! 

Cómo elegir entre un collar y un colgante: adáptate a la situación

Si tienes dudas a la hora de combinar un collar o un colgante, debes saber que hay algunos consejos que te pueden venir bien. Porque si bien es cierto que ambas piezas van en el cuello, aquí se pueden acabar sus similitudes. Cada una encaja mejor en diferentes situaciones y con looks dispares. ¡Y nosotros te vamos a ayudar a ver qué te puede interesar en cada situación!

    • En primer lugar, debes pensar en tu altura y en la forma de tu cuello. Si eres una persona bajita, o si tu cuello es muy corto, un colgante puede no ser la mejor alternativa para ti. Al ser largo, puede acortar incluso más tu busto. 

    • Además, la situación en la que vayas a llevar la joya también hace que debas optar por uno u otro. Por ejemplo, en situaciones formales puede que un colgante quede excesivamente discreto y sea mejor optar por un collar. Del mismo modo, para ir a trabajar quizá sea buena idea escoger algo más sobrio.

    • Junto a esto, el escote que lleves también influye. Escoger un collar muy largo con un escote cerrado puede parecer recargado. Mas si es un escote pronunciado, ¡hará que llame incluso más la atención!

Pese a estos consejos, debes ser tú quien escoja qué es lo más apropiado en cada situación. Al final, la magia de la joyería es que se adapta a la perfección a cada persona y sus gustos particulares. No dudes en visitar nuestra web y disfrutar con nuestro amplio catálogo, ¡porque encontrarás todo lo que necesitas y mucho más! Y siempre con garantía de calidad.

Aquí te dejamos con todos nuestros collares y colgantes

 

Descubre aquí la diferencia entre diamante y brillante. ¿Sabes cuál es?

Producto agregado a la lista de favoritos

Nuestra página web utiliza cookies con el objetivo de personalizar su experiencia y mostrarle contenidos adaptados a sus preferencias. Haga clic en “Acepto” para aprovechar plenamente la navegación